El Pastor Alemán Criadores Exposiciones Manejadores Adiestradores Alimentos Avisos de venta
El Pastor Alemán Se consideran Defectos de la Raza
>> Bienvenidos
>> Orígenes
>> Estándar
>> Estándar Gráfico
>> Artículos y Noticias
>> Oficinas
>> Comentarios
>> Siegers Alemanes
>> Sieger 2003-MACHOS
>> Sieger Mexicano 2005
>> Grand Victors 1918-2002
>> Grand Victrixes 1918-2002
>> El Pastor Alemán Universal
Productos y Servicios
Bañera Automática
Ver Lista Completa
Natural Power
Ver Lista Completa
  ESTANDAR

Apariencia general y carácter El Pastor Alemán es un perro de talla mediana. La altura es la distancia que va del suelo a la cruz con el pelo aplastado, siguiendo una línea vertical que pasa rozando el codo. La altura ideal es de 62,5 cm para los machos y de 57,5 cm para las hembras. Una oscilación de 2,5 cm en exceso o en defecto está admitida, por lo que la altura para los machos podemos fijarla de 60 a 65 cm y para las hembras de 55 a 60 cm. Los perros que sobrepasan la altura máxima o no llegan a la mínima son considerados de menor valor con vistas a su utilidad y cría. El Pastor Alemán es ligeramente largo, fuerte y musculoso. Su esqueleto es seco y su estructura firme. La relación entre la altura y la longitud de los miembros (angulaciones), así como su situación y posición, deben asegurar un trote amplio y firme. Su pelaje debe protegerlo contra la intemperie. Es necesario esforzarse en darle una presentación hermosa y agradable, pero nunca disminuyendo sus capacidades de trabajo. Las características sexuales han sido muy acusadas, es decir, tanto la masculinidad del macho como la feminidad de la hembra deben ser evidentes. El Perro de Pastor Alemán que responde al tipo de la raza debe dar una imagen de fuerza y robustez, así como de inteligencia, con una mirada viva y despierta que deje adivinar su vigilancia. Debe ser ágil y ligero, y desplazarse, moverse, mirar y desenvolverse con soltura y sutileza. Asimismo, debe manifestarse y comportarse con rapidez y ligereza, porque si en un cuerpo sano hay nervios sanos, ambas cosas juntas aseguran una gran dureza y servicio. Apesar de tener un temperamento desbordante de vitalidad, debe ser obediente. Debe ser capaz de adaptarse a cada situación y desempeñar su misión con alegría y docilidad. Debe mostrar coraje y temperamento cuando se trate de defender a su amo o a sus bienes. Debe atacar alegremente cuando su amo lo desee, debe ser un compañero vigilante, pero obediente y agradable, sobre todo con los niños y los demás animales, e indiferente hacia las otras personas. Debe, en una palabra, dar una imagen armoniosa de una nobleza natural (innata), que evidencie una total confianza en sí mismo. Angulación y movimiento

El perro Pastor Alemán es un trotador. Por esto, sus miembros, al marchar, se mueven en diagonal; es decir, desplaza el miembro anterior izquierdo al mismo tiempo que el posterior derecho. Los miembros deben estar angulados de tal forma que, en apariencia, sin cambiar sensiblemente la línea del dorso, sus patas posteriores avancen hasta la mitad del cuerpo llevándolas hasta el lugar preciso, tan estiradas como le sea posible y le permitan sus cuartos delanteros. Una justa proporción entre la altura y la longitud del cuerpo y una longitud armoniosa de los miembros aseguran un paso amplio que da la impresión de no reclamar ningún esfuerzo en la progresión: las patas se desplazan a ras del suelo, la cabeza está horizontal, el rabo se mantiene ligeramente elevado, la forma es uniforme, regular y tranquila, y la línea dorsal, derecha, firme y elástica, va de la punta de las orejas pasando por la nuca y el dorso hasta la extremidad de la cola, es decir, forma una línea bien dibujada y continua.


FISIONOMIA

Cabeza La cabeza debe estar proporcionada a la talla del perro, sin ser pesada ni grosera, de aspecto general seco, moderadamente ancha entre las orejas. Frontal: Visto de frente y de lado, el frontal sólo debe estar ligeramente abombado, con el surco central un poco o nada pronunciado. Arcos cigomáticos: Se redondean ligeramente, sin ser prominentes. Cráneo: La línea superior del cráneo disminuye de manera poco acentuada desde las orejas hacia el hocico, que visto de perfil es fuerte, inclinado, terminado y en forma de cuña y seco. Ángulo cráneofacial o stop poco marcado y situado aproximadamente en la mitad de la cabeza. Hocico o cara: Fuerte, los labios bien tirantes y secos, y que cierren bien.

Dentadura La dentadura debe ser potente y estar sana y completa (42 dientes, 20 en el maxilar superior y 22 en el maxilar inferior). La dentadura cierra en forma de tijera, es decir, los incisivos superiores deben adaptarse como tijeras sobre los inferiores. El prognatismo superior y el inferior son imperfecciones, así como los espacios anchos entre los dientes. Las piezas dentales deben estar correctamente colocadas. Los maxilares deben estar fuertemente desarrollados para permitir una buena fijación de los dientes.

Orejas Las orejas son de tamaño mediano, anchas en la base y de implantación alta. Deben llevarse derechas y hacia delante. Terminan en una punta afilada. Las orejas rotas, cortadas o caídas son rechazadas. Las orejas tipo collie afean notablemente la imagen de la raza. Es preferible no criar más que perros con las orejas derechas. Alas crías y a los perros jóvenes hasta los seis meses de edad les cuelgan las orejas, y algunas veces incluso durante más tiempo. Cuando están en marcha o en posición de reposo prolongado, muchos perros bajan las orejas. Esto no es considerado como defecto.

Ojos De tamaño mediano, en forma de almendra, están emplazados un poco oblicuamente; no deben ser saltones. El color de los ojos depende del color de la capa del perro; siempre acostumbran a ser muy oscuros. Deben tener una expresión viva e inteligente, pero desafiante al tener delante a un extraño.

Cuello Su aspecto debe ser fuerte, con músculos bien desarrollados. La piel del cuello no debe presentar una papada laxa. El perro lleva el cuello aproximadamente en un ángulo de 45' con respecto a la horizontal, lo alza cuando está excitado y lo baja cuando corre al trote.

Tronco La longitud del cuerpo debe ser superior a la altura a la cruz. Esta proporción debe estar comprendida entre el 110 y el 117 % más de longitud con respecto a la altura. Los perros cortos de cuerpo, de aspecto cuadrado y que son demasiado altos deben ser eliminados. Pecho: El pecho es profundo (alrededor del 45 al 48 % de la talla) pero no excesivamente ancho. La línea inferior del pecho debe ser lo más larga y marcada posible. Costillas: Largas y bien conformadas, ni en forma de tonel ni muy planas, se extienden hasta el esternón, que está a la altura de los codos. Un tórax bien constituido permite el libre movimiento de los codos cuando el perro inicia el trote. Si es redondeado provoca perturbaciones y un movimiento rotatorio de los codos y si es estrecho provoca codos, entrados y faltos de aplomo. El tórax se extiende bastante hacia atrás, lo que hace que los flancos sean relativamente cortos. Vientre: Moderadamente recogido. Dorso: Comprende los riñones y es derecho y fuertemente desarrollado. No debe ser muy largo entre la cruz y la grupa o anca. Cruz: Larga y bastante alta, está bien dibujada con respecto al dorso, pero sin interrumpir la línea dorsal que va de delante hacia atrás. Flancos: Anchos, fuertes y musculosos. Grupa o anca: Debe ser larga y ligeramente caída (alrededor de un 33 %). El coxal (cintura pelviana e íleo) es la base de la osamenta. Es indeseable una grupa corta, caída o derecha.

Cola Con pelo tupido y espeso, debe llegar al menos hasta el corvejón, sin superar la mitad del metatarso. A veces el extremo de la cola forma un gancho lateral no deseable. Cuando el perro está tranquilo, el rabo debe formar una curva suave. Cuando está excitado, la curva se acentúa y el rabo se endereza, pero sin sobrepasar la vertical. No debe llevarlo horizontalmente ni echado sobre el dorso. No se admite el corte de la cola.

Miembros anteriores Espalda: Larga y situada oblicuamente con una inclinación de unos 45', no debe dirigirse hacia delante. El brazo respecto a la espalda se articula en un ángulo recto. Al igual que la espalda, ambos miembros deben ser fuertes y bien musculosos. Antebrazos: Deben estar derechos vistos desde cualquier lado. El hueso es más bien ovalado que redondo. Metacarpos: Firmes, ni muy derechos ni muy caídos, con una inclinación aproximada de 20'. Codos: No deben estar ni pegados al pecho ni despegados de él.

Miembros posteriores Muslos: Anchos y muy musculosos. Vistos de lado, están emplazados oblicuamente en un ángulo aproximado de 120', para corresponder utilitariamente a la angulación de la pierna. Ambos tienen una longitud armoniosa. Tarso: Fuerte y firme. Metatarso: Potente y fuerte. El miembro posterior debe ser potente y musculoso en su conjunto con el fin de proporcionar un empuje capaz de propulsar al perro sin esfuerzo cuando corre.

Patas Redondas, cortas, firmes y arqueadas. Pulpejos: Muy duros. Uñas: Cortas y fuertes, de color oscuro. Espolones: Se encuentran a veces en los miembros posteriores. Deben extirparse poco después del nacimiento, ya que pueden provocar durante la marcha la separación de los miembros posteriores, así como heridas durante el trote o el trabajo.

Color Negro, gris hierro y gris ceniza, rojo y moreno descolorido, unicolor o con manchas regulares que van del rojo moreno, amarillo y gris claro (negro con manchas grises o fuego; fuego y rojo o marrón claro con manchas claras). Las pequeñas manchas blancas en el pecho y en las patas pueden admitirse pero no son deseables. Para todos los colores, la trufa debe ser negra. (Los perros con poca máscara o máscara ausente, con ojos amarillentos o francamente claros y con uñas blancuzcas son considerados como ejemplares faltos de pigmentación.) El subpelo está a menudo ligeramente coloreado, salvo en los perros negros, en los que tiene una coloración ligeramente gris. El color definitivo de las crías no puede ser determinado hasta que el pelo de cobertura haga su aparición.

Pelaje a) Pelo corto y derecho (llamado stockhaarig). El pelo de cobertura es compacto, espeso, tupido y duro. Los pelos tienen que estar derechos y ser firmes. Tiene que ser corto en la cabeza, en el interior de las orejas, en la parte interna de los miembros, de las patas y de los dedos, y más largo en el cuello, donde es más fuerte. En la parte posterior de los miembros anteriores y de los miembros posteriores, el pelo es un poco más largo hasta la muñeca y hasta la corva. En los muslos, el pelaje forma un calzón cuyo pelo tiene una longitud moderada. La longitud del pelo difiere y varía según el ejemplar. El pelo muy corto o parecido al del zorro es un defecto. b) Pelo largo duro (llamado langsdockhaarig). El pelo de cobertura es más largo, no siempre está derecho y no se adhiere íntimamente al cuerpo, particularmente en la base de las orejas y detrás de las mismas, en la parte posterior de los antebrazos y en la región de los riñones. Los pelos son considerablemente más largos y forman a veces un manojo o copete y franjas a partir de los codos y hasta el metacarpo. Los calzones de los muslos tienen uno pelo largo y espeso. En la cola es espeso y festoneado. Este pelaje no es deseable ya que no protege contra la intemperie como el anterior, pero estos sujetos son admitidos sin embargo para la cría si el subpelo es suficientemente tupido. c) Pelo largo (llamado langhaarig). Es considerablemente más largo que el anterior. Es el pelo que a menudo se divide en una línea por encima del dorso. El subpelo se presenta solamente en la región de los riñones y en general falta. Los ejemplares de pelo largo tienen a menudo el pecho estrecho y el hocico estrecho y largo. Los perros de pelo largo no son deseables para la cría, ya que su pelaje no protege contra la intemperie y disminuye la capacidad para el trabajo.


DEFECTOS

Son considerados como tales todas las imperfecciones que disminuyan la capacidad para el trabajo, la resistencia y el rendimiento, y sobre todo un aspecto que no evidencie el sexo y una naturaleza que no se corresponda con el temperamento del Pastor Alemán. Son defectos la indiferencia, la debilidad nerviosa o sobreexcitación, el miedo y la falta de vitalidad y alegría en el trabajo. Asimismo, son imperfectos los ejemplares monórquidos o criptórquidos, así como los que tienen los testículos muy pequeños. También son defectos una constitución linfática y pesada, los colores deslucidos y las fuertes despigmentaciones. Estos defectos implican la exclusión del perro de exámenes de selección y exposiciones. Lo mismo ocurre con los perros albinos con falta completa de pigmentación (con nariz castaño-rosa o roja) y con los perros unicolores blancos (aunque tengan la nariz negra); los perros que sobrepasen o no alcancen la talla admitida, los ejemplares enclenques, los muy altos o muy cortos de patas, los muy ligeros o pesados, los que tengan los miembros demasiado derechos ; el dorso flojo ; las faltas que disminuyan la firmeza y amplitud de la marcha ; el hocico muy corto o cuyo alargamiento en punta exagerada denote debilidad ; los defectos de mandíbula, en especial los dientes que no se adapten los unos a los otros, las dentaduras débiles o deterioradas, y el prognatismo superior o inferior.